aperitivos_otoño

Cinco aperitivos de otoño para destacar en tu negocio

Los aperitivos son una alternativa perfecta para animar al cliente a seguir probando el resto de los platos de la carta. En otoño, cuando el clima se convierte en uno más desapacible, no hay que descuidarlos y sí ofrecer opciones de temporada o curiosas que sorprendan a los comensales más exigentes.

A continuación, se te ofrecen algunas ideas a este respecto para lograr que cualquier establecimiento de hostelería logre su objetivo de aumentar su clientela y de mejorar su oferta gastronómica.

Cinco propuestas de aperitivos gourmet

Se han analizado las distintas alternativas al alcance de los hosteleros para que tengan la presencia merecida en la barra de sus negocios.

1. Milhojas de rabo de toro con láminas de queso manchego

El rabo de toro es uno de los grandes clásicos de la gastronomía española y un guiso que en otoño se convierte en indispensable. Al prepararse combinado con láminas de hojaldre y con pinceladas de queso manchego el resultado no puede ser más positivo.

Como aperitivo es más que aconsejable, ya que muchos clientes apuestan por tomar dos o tres aperitivos en lugar de un menú completo. Igualmente, es perfecto para animar al comensal a que pruebe su maridaje con vino tinto generando así una experiencia gastronómica mucho más completa.

Es compatible con un buen jamón, con un queso viejo y con conservas de alta calidad. No deberías pasar por alto la importancia de que el tamaño ha de ser pequeño para que pueda degustarse en dos o tres bocados.

2. Muslitos de codorniz Villaroy

La opción de dorar ligeramente los muslitos, introducirlos en la salsa Villaroy y empanarlos justo antes de freírlos es digna de tener en cuenta. Básicamente, porque la codorniz protagoniza diversos platos que se degustan en otoño, pero también porque su fritura resulta muy jugosa y sorprendente.

Puede, y debe, tomarse con un vino blanco bien frío y completa muy bien la elección de otras alternativas. Es el aperitivo más equilibrado, ya que agrada tanto al comensal que quiere comer algo nuevo como al más tradicional. Se puede acompañar de alguna salsa a base de frutos rojos o incluso una salsa castellana para mantener la tradición.

3. Croquetas de níscalos con crema de calabaza

Setas, calabaza y otoño forman un trío poderoso de elementos casi inseparables. Las croquetas de níscalos se caracterizan por su intenso sabor, que facilita que cada bocado recuerde a esa estación tan sombría y húmeda. Para lograr que el sabor se suavice, se te recomienda el uso de una crema de calabaza que aporta un toque dulce que genera en la boca una mezcla muy interesante.

La elaboración del plato ha de ser artesanal y siempre con productos de temporada para subrayar mejor los sabores. Una vez más, el tamaño de cada croqueta es importante, siendo el pequeño o mediano el más indicado. Es el aperitivo perfecto para los clientes vegetarianos y también para aquellos que prefieran probar sabores nuevos un tanto alejados de lo más habitual. Combinan muy bien con cualquier plato posterior y con otros aperitivos.

4. Cazuelita de ajo caliente

Es un plato tradicional de Jerez de la Frontera (Cádiz) consistente en el majado de pan duro, tomate y pimiento escaldado, ajo, aceite de oliva, sal y agua caliente. Se prepara poco a poco hasta que adquiere una textura similar a la de las gachas, pero algo más consistente.

Lo puedes servir en cazuelitas con huevo duro y pimiento morrón como decoración. Para ser todavía más tradicional, es adecuado cortar un rabanito por la mitad para que sirva de cuchara, siendo esta la forma en la que se degustaba el plato por parte de los campesinos que lo crearon.

El maridaje con mosto de vino de Jerez, con Fino o con Manzanilla es el más adecuado. A modo de curiosidad, ha de indicarse que apenas a 60 kilómetros de Jerez es totalmente desconocido, por lo que su preparación puede ser una sorpresa enorme para cualquier cliente.

Como otros aperitivos gourmet, el plato se suele tomar acompañado de una tabla de embutido y queso. Es un entrante muy recomendable para entrar en calor y abrir el apetito del cliente.

5. Arepitas variadas

La globalización también ha llegado a la cocina y las arepas son un perfecto ejemplo de ello. El tamaño resultante ha de ser similar al de una galleta María para conseguir que el cliente pruebe distintos tipos de relleno. Admiten todo tipo de ingredientes, como la carne de caza, los guisos tradicionales, los embutidos e incluso conservas. El contraste del dulzor del maíz con el de una opción algo más salada es perfecto para ampliar el espectro de sabores.

Igualmente, pueden ser una puerta abierta para que comiences a probar ingredientes latinoamericanos como los nopales, los chiles chipotles, los frijoles o los guisos de carne con mole por citar algunos ejemplos. Cada factor arriba mencionado ayuda a apostar de forma más decidida por esta alternativa que combina muy bien con las opciones ya expuestas. Probar distintas opciones es siempre la mejor guía para encontrar la fórmula del éxito.

Así, se confirma que el primer bocado que pruebe un cliente puede convertirse en una muestra perfecta de lo que le espera en la carta. Cuidar este aspecto es sinónimo de preocuparte por ofrecer algo distinto que se sale de lo habitual y que no incurre en el error de ofrecer cartas que el comensal se sabe casi de memoria.

La sorpresa, el contraste de sabores, la máxima calidad y colmar la curiosidad de los clientes más interesados en probar nuevas tendencias son los factores que deben tenerse en cuenta antes de renovar la carta de un local. Todo sea por conseguir que los aperitivos propuestos se conviertan en un referente y en la mejor excusa por acudir a un establecimiento determinado a probarlos. Aprovechar el final del verano para ofrecer un menú renovador con guiños a la cocina clásica sigue siendo una excelente medida para lograr que un bar o restaurante se convierta en un negocio más competitivo y preocupado por ofrecer nuevas maneras de disfrutar comiendo.



×

Utilizamos cookies propias y de terceros para proporcionar un inicio de sesión seguro, para ayudarnos a optimizar nuestros servicios y su experiencia y así poder ofrecerle contenidos y servicios de su interés. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puedes ver nuestra POLÍTICA DE COOKIES

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar