fbpx
PAN BAO - cocina al vapor -LA ABUELA CANDIDA
Cocina Al Vapor: Adáptate a la nueva tendencia gastronómica

Si hay una tendencia gastronómica que se está asentando en los últimos años, es la cocina al vapor. El cambio de hábitos del consumidor hacia una comida más saludable, sin renunciar a nuevos y sorprendentes sabores, asentándose la cocina fusión, hacen de la cocina al vapor un éxito seguro para el menú de cualquier restaurante.

Si eres de los que piensan que la cocina al vapor equivale a comida insípida, te recomendamos que sigas leyendo.

 

COCINA AL VAPOR: UNA TÉCNICA MILENARIA CON GRANDES BENEFICIOS PARA LA SALUD

 

Considerada como una de las técnicas más antiguas de cocina, sus orígenes se encuentran en Asia. En este punto, hay quienes defienden que la cocción al vapor tiene su origen en la Edad de Piedra en Japón, mientras que otros atribuyen su creación a China, donde se encuentran  los primeros vestigios de ollas de cocción al vapor hacia el año 5.000 a.C., en este caso, en la región del Valle Amarillo de China. Así, se encuentra documentado que, en la Antigua China, los campesinos usaban cestas de bambú y cáñamo, que situaban sobre una olla de hierro, para cocinar la comida al vapor.

En lo que no cabe ninguna duda es en el auge que esta técnica está viviendo actualmente. Y no es de extrañar ya que, al observar la tendencia de los últimos años, encontramos un consumidor cada vez más consciente de la importancia de una alimentación saludable, haciendo de éste factor uno de los más importantes al llenar la cesta de la compra o al ir a comer a un restaurante.

Por ello, es fundamental que la hostelería sepa adaptarse a este nuevo hábito de consumo, si quiere destacar frente a su competencia

 

Beneficios de la cocina al vapor

 

Esta técnica culinaria consiste en cocinar los alimentos en un colador o cesto con orificios, sobre un recipiente con agua u otro líquido llevado a ebullición, sin que los alimentos entren en contacto con el líquido sino sólo con su vapor.

De esta forma, los alimentos se cuecen absorbiendo la humedad del líquido a través del vapor que desprende, sin perder en el agua su sabor o nutrientes, lo que hace que conserven sus características nutricionales y su textura.

 La reducción de esa pérdida de nutrientes supone mantener el contenido de minerales y vitaminas (sobre todo la A y la C) que aportan los alimentos, y que la fibra no se reblandezca, resultando mucho más digestivos.

En el caso de los vegetales, sus pigmentos (muchos de los cuales poseen propiedades antioxidantes) no se diluyen en el agua. Es por ello que las verduras y hortalizas cocinadas con este método conservan su color original.

Además, en la cocina al vapor, no hace falta añadir aceite, y los alimentos no se queman ni se pegan, quedando muy jugosos si se cocinan conforme a sus tiempos adecuados de cocción.

Cabe destacar por último que, al comparar la cocción al vapor con el hervido de los alimentos, se observa que la cocción al vapor reduce el ácido fólico o vitamina B9 en un 15%, mientras que el hervido provoca una reducción del 35%; en el caso de la vitamina C, en el hervido se elimina un 25% de su contenido en el alimento, mientras que en la cocción al vapor sólo se elimina el 15%.

 

¿Para la cocina al vapor es imprescindible tener una vaporera eléctrica?

 

La respuesta es no. La vaporera es uno de los posibles instrumentos para cocinar al vapor, pero no es el único.

Lo que se necesitan son dos utensilios distintos: una parte superior, agujereada para favorecer que llegue el vapor y desciendan los líquidos o grasas de los alimentos, que contará con una tapa y que se colocará sobre una parte inferior, donde se encontrará el agua de cocción, en cantidades no muy elevadas.

Hoy en día, se han desarrollado multitud de utensilios para la cocina al vapor: ollas de vapor, vaporeras de bambú (que por sus características, absorben parte de la humedad generada por condensación del vapor en la tapa evitando que caiga sobre el alimento), vaporeras eléctricas o e incluso, vaporeras para el microondas.

 

COMO INCORPORAR LA COCINA AL VAPOR A MI RESTAURANTE: LA ABUELA CÁNDIDA ES TU CÓMPLICE PERFECTO

 

Con todo lo que hemos expuesto anteriormente, no queda ninguna duda de que incorporar opciones de cocina al vapor a tu menú es un éxito asegurado.

Si aún te preocupa el hecho de que la cocina al vapor sea sinónimo de alimentos insípidos, no te pierdas nuestra oferta gastronómica:

 

Pan Bao: adapta la delicia típica de la Street Food asiática a tu menú

 

De origen taiwanés, y actualmente uno de los mayores referentes de la Street Food asiática, “bao” significa literalmente envolver.

Esta delicia se come directamente con las manos y, aunque en su versión más tradicional está rellena de carne estofada, ofrece infinitas variantes. El sabor ligeramente dulce de este pan, suave y esponjoso, admite cualquier relleno con un toque picante.

Desde La Abuela Cándida te ofrecemos los siguientes rellenos, que sorprenderán a tus clientes:

  • Langostinos al Curry Cítrico
  • Verduritas con Leche de Tigre (opción vegetariana)
  • Carrillada de cerdo con Salsa Kimchee
  • Rabo de Toro con Salsa Hoisin
  • Pato Sweet Chili

¿Suena apetecible verdad? Y además muy sencillo de preparar. Con una caducidad de dos años, se entrega en congelado,  y sólo tendrás que cocinarlo al vapor, sin descongelarlo, durante 5 minutos.

 

Gyozas

 

Esta empanadilla japonesa, es una de las delicias asiáticas más demandadas por el consumidor actual.

Si quieres apuntarte a esta tendencia y ofrecer a tus clientes, esta delicia gastronómica, ponemos a tu disposición los mismos rellenos que tienen los Pan Bao, y además la “Gyoza Tori”, tradicional japonesa, con pollo y verduras.

También tienen una caducidad de dos años, se entregan en congelado,  y sólo tendrás que cocinarlo al vapor, sin descongelarlo, durante 10 minutos. Como recomendación de nuestro Chef, te aconsejamos marcarla previamente en una plancha o sartén para que adquiera un tono dorado.

 

La cocina al vapor es una tendencia gastronómica que ha llegado para quedarse. El cambio de hábitos del consumidor hace de esta técnica de cocción la solución perfecta para la oferta gastronómica de la restauración. Si quieres adaptar tu menú a la demanda de tus clientes, La Abuela Cándida es tu cómplice perfecto.