maridaje_conservas

El maridaje perfecto para platos de conservas

Es posible que en más de una ocasión te hayas planteado cómo maridar las conservas. En La Abuela Cándida somos especialistas en conservas en escabeche y también en conservas estofadas. Por eso, hemos querido contarte en este espacio cómo puedes llevar a cabo este maridaje para sacar el máximo partido a las conservas, potenciando su sabor en todo momento.

Maridaje con conservas: ¿qué bebidas utilizar en cada caso?

Las conservas son una idea genial para aquellos días en los que no hay tiempo para cocinar. No obstante, cada vez se están consumiendo más como aperitivo, para invitar a los amigos o a la familia a charlar de forma desenfadada antes de sentarse a la mesa. Si ya has hecho esto alguna vez, es posible que te hayas encontrado ante el problema de qué bebida utilizar para combinar las conservas.

Pues bien, para escoger la mejor opción hay que tener en cuenta el sabor del escabeche o bien de los estofados. Esto nos ayudará a decidir qué bebida puede enmascarar los sabores o bien potenciarlos. Pero no te preocupes, te vamos a dar todo el trabajo ya hecho.

Maridaje con conservas en escabeche

El escabeche tiene un sabor avinagrado propio de la conserva, que puede hacer que el vino que escojamos no sea el más adecuado. En este apartado, estaríamos hablando de perdices, codornices o conejo en escabeche. Para que el sabor no se vea muy afectado y se puedan apreciar tanto la bebida como la comida, te recomendamos que escojas un vino con toques ácidos: el típico vino blanco joven. Además, un blanco espumoso también podría ser una buena opción de maridaje para escabeches.

Por otra parte, para las conservas en escabeche también se pueden aprovechar los vinos secos estilo jerez, como puede ser un manzanilla o un fino. Estos son muy buenos porque limpian el paladar y eliminan el vinagre de la conserva. No obstante, estos son más arriesgados porque no gustan a todo el mundo y quizá si tus invitados no están acostumbrados, no sea la mejor opción.

Quizá te estés preguntando si hay posibilidades más allá del vino. Pues bien, lo cierto es que la cerveza negra ligera es también una opción muy interesante para maridar los escabeches. La idea es utilizar cervezas que sean bastante densas y que contrasten con el sabor del vinagre.

Y por último, quedaría hablar del vermú en este caso. Hay algunos tipos como el blanco que no quedan bien con el sabor de estas conservas. Sin embargo, los vermús rojos o negros sí que son aconsejables para maridar con el sabor avinagrado. Por eso, en función de los gustos de tus invitados, podrás utilizar tanto vino, como cerveza y vermú para degustar las conservas en escabeche.

Maridaje con conservas estofadas

Ahora bien, todo lo que hemos comentado hasta ahora sobre maridaje, cambia por completo al elegir otro tipo de conserva. La forma de cocinar estofados para perdiz o rabo de toro, da lugar a otros sabores completamente diferentes al vinagre. El sabor es mucho más fuerte y el vino debería ser capaz de combinar a la perfección con esto.

Así pues, para los estofados, se utilizan vinos que tienen bastante cuerpo, como pueden ser los vinos tintos de Toro, que tienen un contenido en alcohol bastante elevado y que suelen estar envejecidos en barrica. Estos vinos tienen toques de madera que maridan muy bien con los sabores intensos que tienen las conservas estofadas.

Sin embargo, esta no es la única posibilidad en vinos. Nuevamente, volvemos a los vinos del sur, concretamente los amontillados. El típico sherry que tanto aprecian los ingleses queda muy bien con platos como el rabo de toro estofado. Nuevamente, es un vino muy fuerte al que no estamos especialmente acostumbrados. Pero si tu invitado conoce el mundo de la enología, esta apuesta está asegurada.

En el caso de las cervezas, el maridaje es algo más difícil, pues son pocas las que combinan con este tipo de alimentos. No obstante, las conservas guisadas o estofadas que tienen tomate, quedan bastante bien con cervezas tostadas y suaves.

En cuanto al vermú, este es más complicado de combinar, por lo que te recomendamos que optes por las otras posibilidades que te hemos comentado. La clave de toda bebida es mejorar el sabor del plato, nunca enmascarar sus sabores o mezclarlos dando lugar a un gusto poco agradable. Por eso, es tan importante que el maridaje combine perfectamente con la comida.

En resumen, como has podido ver, las conservas no son difíciles de maridar si tenemos en cuenta algunos aspectos aquí comentados. Y es que una bebida que maride a la perfección con la comida puede hacer que esta mejore notablemente. Está clara la sinergia que existe entre comida y bebida y, por eso, te animamos a que pongas en práctica este maridaje con conservas, como las que ponemos a tu disposición en nuestra nueva tienda online.



×
Abrir chat

Utilizamos cookies propias y de terceros para proporcionar un inicio de sesión seguro, para ayudarnos a optimizar nuestros servicios y su experiencia y así poder ofrecerle contenidos y servicios de su interés. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puedes ver nuestra POLÍTICA DE COOKIES

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar