¿Qué son la cocina nikkei y la cocina chifa?

La cocina nikkei es la fusión de la cocina japonesa con la peruana. Fue a finales del siglo XIX cuando un buen número de japoneses emigraron a Perú importando distintas recetas y formas de cocinar. La cocina chifa es aquella que recibe la influencia de los inmigrantes chinos que llegaron al antedicho país sudamericano hace ya algunas décadas. Te contamos más detalles de cada tipo de cocina en los siguientes apartados.

¿Cuáles son las características de la cocina nikkei?

Los japoneses que llegaron a Perú por motivos laborales no quisieron renunciar a sus costumbres gastronómicas. Sin embargo, ten en cuenta que no disponían de los ingredientes o utensilios para cocinar de la misma manera que en su isla de origen. Su apuesta fue adaptar sus recetas a lo que tenían a su alcance creando así una cocina fusión deliciosa. Es decir, se usa la materia prima más fácil de encontrar con técnicas de cocinado ancestrales, dando lugar a recetas que nunca dejarán de sorprenderte.

Fue en la década de los 60 del pasado siglo cuando Minori Kurigami, aprovechando la prohibición gubernamental de comer carne durante 15 días, aprovechó para abrir un restaurante de este tipo de cocina en el que los clientes conocían los sabores de la comida peruana, pero no tanto las preparaciones. Puedes comprobar cómo, desde este punto de partida, esta variante de comida japonesa ha conseguido convertirse en una de las tendencias gastronómicas más populares.

 

chifa

Conoce mejor la cocina chifa

El término que la designa significa «comer arroz» en chino mandarín. Curiosamente, los restaurantes de comida china se denominan de la misma forma por los peruanos. Para tu información, todos los platos son tan básicos como rudimentarios, pero ahí radica el secreto de su éxito.

Fue en 1849 cuando 70 inmigrantes asiáticos se asentaron en distintas áreas costeras para trabajar. En 1874 la colonia china estaba formada por 70 000 personas, lo que terminó, como puedes imaginar, por provocar la aparición de fondas específicas para estos trabajadores. Las clases media y alta peruanas no eran demasiado aficionadas a estos platos, pero el esfuerzo continuo de aquellos cocineros terminó por permitirles ir abriendo, a partir de 1920, restaurantes y pastelerías en todo el país. Fue a partir de entonces cuando sus platos se popularizaron también entre los más pudientes que no podían ya negar la evidencia, llegando hoy hasta ti.

Platos más característicos de esta comida fusión

Aunque compartan un mismo origen, cada tipo de cocina tiene unos platos típicos que han conseguido convertirse en los más demandados en cualquier lugar del mundo. Toma nota.

Cocina japonesa

Destaca por su respeto al producto y a la textura de cada materia prima. Su sabor es siempre agradable y equilibrado. Podrás probarlo en platos como:

· El pulpo al olivo. Consiste en pulpo cocido aliñado con limón, vinagre, apio, sal y pimienta. Ya en frío, le añades mahonesa de olivas negras.

· Tiraditos. Son la versión japonesa del ceviche, pero añadiendo distintas técnicas usadas para preparar sushi. Puedes hacerlos de distintos tipos de pescado.

· Rollo acevichado. Se preparan con cualquier ingrediente y no dejan de ser los clásicos makis del sushi, aunque con ingredientes tan peruanos como las patatas a la huancaína o la salsa picante combinada con lo que prefieras.

Cocina peruana con influencia china

Es importante mencionar que este tipo de cocina comparte con la anterior dos productos básicos: el pan Bao y la Gyoza. Ambos se rellenan con preparaciones de todo tipo convirtiéndose así en el mejor entrante para tu comida. Además, deberías probar:

· El arroz chaufa. El clásico arroz frito chino se convierte en la base perfecta para que incluyas ingredientes como la carne, el pescado o el marisco salteados acompañados de salsa de soja.

· Kam Lu Wantán. Incluye wantanes fritos (una masa muy fina) que se acompañan de pollo salteado, salsa de tamarindo y verduras. También es habitual añadir algo del arroz arriba descrito para crear un plato tan contundente como delicioso.

· Pollo Chi Jau Kay. Este pollo frito se cubre de salsa de ostión, soja y mensí. Se remata con cebolla china picada y también se sirve con arroz chaufa. El punto crujiente del pollo y el intenso sabor de la salsa te dejarán siempre con ganas de más.

· Chancho con tamarindo. Estos dados de carne de cerdo se saltean a la parrilla con verduras y se les añade salsa de tamarindo.

Como has podido comprobar, elijas la opción que elijas siempre vas a comer bien. El equilibrio entre la cocina de origen y la peruana es siempre acertado, por lo que pondrás a prueba tu paladar en cada bocado.

Ahora que conoces la cocina nikkei y la chifa, ¿te animas a preparar alguna receta en tu casa o prefieres pedir alguno de estos platos a una tienda especializada? No dejes de probar estas recetas para descubrir por qué esta comida fusión resulta tan interesante y se ha convertido en la tendencia favorita de los mejores cocineros.



Abrir chat
Powered by

Utilizamos cookies propias y de terceros para proporcionar un inicio de sesión seguro, para ayudarnos a optimizar nuestros servicios y su experiencia y así poder ofrecerle contenidos y servicios de su interés. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puedes ver nuestra POLÍTICA DE COOKIES

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar