realfooding

Realfooding: la evolución del procesamiento de los alimentos

Es posible que hayas escuchado hablar del realfooding y que, quizá, no tengas demasiado claro en qué consiste o cómo puede ayudarte a mejorar tu estado de salud. Por eso, en los siguientes apartados te describimos sus principales características, entre otros aspectos.

Definición de realfooding

La traducción del término es «comida real» o comida no procesada y se basa en alimentarse, exclusivamente, de alimentos que no estén procesados. Igualmente, los seguidores de este tipo de dieta muestran su preocupación por el uso de aditivos en buena parte de la comida procesada y por la contaminación que genera la industria alimentaria.

Esta forma de comer tiene a su principal defensor en Carlos Ríos, que gracias a sus cuentas en YouTube y en Instagram ha logrado, según sus palabras, que la población vuelva a comer comida real.

¿Cuáles son los alimentos considerados como comida real?

Todos aquellos que se compran enteros para su correspondiente preparación. Se pueden resumir en la siguiente lista:

· Verduras.

· Frutos secos.

· Legumbres.

· Pescado y marisco fresco.

· Tubérculos.

· Cereales integrales.

· Huevos.

· Carne.

· Leche fresca.

· Especias, hierbas aromáticas y semillas.

· Café e infusiones.

¿Hay buenos procesados?

Los buenos procesados son aquellos alimentos que han sido modificados para que duren o mantengan su sabor, con aditivos como la sal, el aceite o la fermentación, mientras que estos procesos no alteran su calidad.

Es importante que sepas que no todos los alimentos procesados son negativos para la salud, de hecho, el realfooding permite el consumo de:

· Aceite de oliva.

· Leche UHT y productos lácteos.

· Pan integral.

· Chocolate o cacao con un porcentaje de cacao superior al 70.

· Cremas de verdura (incluyendo el salmorejo y el gazpacho).

· Conservas de pescado.

· Legumbres cocidas.

· Bebidas de origen vegetal sin azúcar.

· Alimentos enteros congelados.

· Ingredientes que hayan sido envasados al vacío.

Gracias a nuestra elaboración artesanal, y la cantidad de ingredientes de nuestros productos (que nunca superan los cinco ingredientes considerados como ultraprocesados), en La Abuela Cándida podemos presumir de poder ofrecer a nuestros clientes platos preparados saludables, sin poner en riesgo la salud de los consumidores finales.

¿Cuáles son los alimentos ultraprocesados que hay que desterrar de la dieta?

El movimiento tiene claro que cuanto menos se parezca un producto a su materia prima original, más probabilidades hay de contraer enfermedades. No es recomendable que consumas:

· Bebidas energéticas.

· Productos lácteos azucarados.

· Bollería industrial.

· Carne y pescado procesados (salchichas, palitos de pescado, etcétera).

· Pan hecho a base de masa congelada.

· Pizzas ultracongeladas.

· Galletas.

· Barritas de cereales.

· Patatas fritas en las que no se reconozca la patata.

· Aperitivos diversos (ganchitos, palitos de queso y similares).

· Helados industriales y golosinas.

· Productos light.

Beneficios para la salud de consumir alimentos reales

Es importante mencionar que los productos procesados más negativos para la salud llevan un alto contenido de potenciadores del sabor, colorantes, conservantes e ingredientes diversos, como el temido aceite de palma, que los convierten tanto en una alternativa hipercalórica como en una manera velada de consumir grasas saturadas.

El consumo habitual de estos alimentos produce el aumento progresivo del colesterol, la obstrucción de las arterias y el empeoramiento progresivo de las funciones de tu organismo. Es decir, tu aparato digestivo y tu cuerpo no están preparados genéticamente para alimentos de laboratorio, pero sí para los más básicos o reales.

Al fin y al cabo, esta presunta dieta no deja de confirmar que la de nuestras abuelas sigue siendo la más saludable. Lo más importante es saber, exactamente, qué estás comiendo y no tener que leer la etiqueta del producto para averiguarlo. Cuanto más larga sea la lista de ingredientes de lo que quieras comprar, más procesado estará.

Así, el realfooding no debe convertirse ni en una obsesión, ni en una moda, sino en una alternativa real para que comas de forma correcta.

Desde La Abuela Cándida, te invitamos a conocer mucho más de cerca nuestros productos y descubrir tu mismo la calidad y naturaleza de los mismos. ¡Cuídate con nosotros!



×